En 2014, en el marco de la Reforma Educativa en curso, la SEP convocó a maestros, académicos, padres de familia, investigadores, estudiantes, legisladores, autoridades, organizaciones sociales y en general a toda la población interesada en buscar alternativas que garanticen la calidad de la educación para que expusieran sus puntos de vista en los Foros de Consulta Nacional para la Revisión del Modelo Educativo. Entre los temas tratados, hay dos que son críticos para la construcción del currículo: “El reto de educar a los mexicanos en el siglo XXI” y “Qué es hoy lo básico indispensable”. Entre los participantes hubo consenso acerca de que la educación básica debe hacer:

Formar estudiantes analíticos, críticos, reflexivos y capaces de resolver problemas.

Centrar la atención en el estudiante para transitar del énfasis en la enseñanza al énfasis en el aprendizaje.

Contar con programas con menos contenidos y mayor profundización en los temas de estudio.

Formar a los estudiantes en el manejo de sus emociones.

Tener en cuenta el contexto, las necesidades, los intereses y los estilos de aprendizaje de los estudiantes.

Fomentar la tolerancia, el respeto, la convivencia, la interculturalidad y promover la equidad de género.

Propiciar la construcción de redes de trabajo que favorezcan la colaboración entre docentes y estudiantes.

Fortalecer la autonomía escolar.

Promover una mayor participación de los padres de familia en la gestión escolar.

 

En julio de 2016, la SEP presentó y sometió a consulta pública una Propuesta curricular para la educación obligatoria 2016, que incorporaba muchos de los planteamientos vertidos en los foros de 2014.


En la consulta de 2016, los participantes mostraron amplia aceptación y valoración positiva de los objetivos generales del nuevo planteamiento educativo propuesto por la SEP. En particular hubo una aprobación amplia de los principios éticos y los valores humanistas que estructuran el nuevo planteamiento educativo, y una opinión mayoritariamente positiva acerca de la definición de los fines de la educación. Asimismo, se ratificaron muchas de las demandas de 2014 y se plantearon algunos aspectos más, los cuales fueron, en gran medida, considerados en la formulación de este Plan, entre ellos destacan los siguientes:

 

Sugerencia reiterada de incorporar referencias teóricas que le den mayor sustento al planteamiento y les permita a los participantes profundizar en su comprensión.

Solicitud de conocer la valoración de la SEP sobre las reformas educativas anteriores para entender y contextualizar de mejor manera la nueva propuesta presentada.

Valoración ampliamente positiva de la propuesta para Autonomía curricular en educación básica como una innovación necesaria y significativa.

Demanda de lograr una mayor y mejor articulación entre la educación básica y la educación media superior, en particular en tres áreas:

· Las formas de nombrar y conceptualizar los aprendizajes
· La pedagogía
· El perfil de egreso

Estimación provechosa sobre la incorporación de un eje específico de atención transversal orientado a impulsar la inclusión y la equidad en materia educativa, más allá de una sola modalidad educativa, como educación especial o indígena.

Valoración ampliamente positiva de la incorporación del desarrollo socioemocional de los estudiantes como parte de la nueva propuesta para la educación nacional.

Comentarios abundantes e insistentes a favor de incluir la educación inicial, por su relevancia, para promover el desarrollo, desde la edad temprana, de las capacidades físicas, sociales, emocionales e intelectuales de los niños.

Apreciación positiva sobre la intención de disminuir contenidos y profundizar en la calidad de los aprendizajes.

Señalamiento acerca de que los aprendizajes clave no corresponden solo a la formación académica y que dichos aprendizajes pueden resultar también del trabajo escolar en los componentes de las Áreas de Desarrollo Personal y Social y de los Ámbitos de la Autonomía Curricular.

Confusión por el cambio de nombre de Educación Física por Desarrollo corporal y salud.

Necesidad de contar con un glosario para puntualizar el significado que la SEP da a ciertos vocablos y conceptos.

La SEP agradece a todas las personas interesadas en mejorar la calidad de la educación nacional su participación en ambos procesos de consulta. Sus planteamientos enriquecieron la tarea de diseño de este currículo y muchas de las opiniones vertidas en los diversos foros y espacios de opinión han sido tenidas en cuenta para la elaboración de este Plan.